Invertir en startups: Todo lo que debes saber antes de lanzarte

Invertir en startups: Todo lo que debes saber antes de lanzarte

“Nunca invierta en un negocio que no pueda entender” Warren Buffett

Vivimos en la época dorada del emprendimiento. Tal vez con el escenario más hostil. Debido en muchas ocasiones a las malas expectativas de encontrar empleo, cada vez son más las personas que se lanzan a crear su propio negocio con base tecnológica y un reducido grupo inicial de componentes. No obstante, la inmensa mayoría de startups fracasan en sus tres primeros años de vida. Teniendo en cuenta las principales razones por las que fracasan analizaremos la viabilidad o no de invertir en startups.

5 puntos a tener en cuenta antes de invertir en una startup

¿Tiene la startup en la que estamos interesados en invertir, los ingredientes del éxito o está abocada al fracaso? Aunque a priori a todos nos gustaría tener una bola de cristal para poder saberlo, si realizamos las preguntas adecuadas, podremos hacernos una idea bastante aproximada de si la compañía en la que queremos destinar parte de nuestra capital crecerá exponencialmente o se quedará en papel mojado. Estos aspectos a tener en cuenta son los siguientes:

1. Analiza el modelo de negocio

¿Cuál es el plan de expansión de la compañía a corto, medio y largo plazo? ¿Cómo captará y retendrá talento cualificado a sabiendas de que en la fase inicial será un negocio inestable? ¿Satisface realmente una necesidad no cubierta para el consumidor? Todas estas preguntas te permitirán entender mejor si estás ante un proyecto que merece la pena o ante un grupo de chavales que han dejado la PS4 para jugar a emprender. Intenta contactar con uno de los responsables de la compañía y pregúntaselo en persona.

2. Diferencia burbujas de proyectos consolidados

El modelo del “pelotazo” está a la orden del día en el mundo de las startups, el riesgo corre del lado del inversor. El creador de la compañía tiene mucho que ganar y poco que perder. Diferencia a aquellos que tratan de “vender la moto” con proyectos en los que lo más trabajado es su pitch de presentación.

3. Invierte sólo si te convence como consumidor (y pregunta a mucha gente si les convence o no como consumidores)

Prueba el producto o servicio que ofrece la startup y formúlate la siguiente pregunta “¿Tú lo comprarías?”. Hazles la misma pregunta a tantas personas como se te ocurra. Zuckerberg no necesitó preguntar a la gente si se registraría en Facebook, pero probablemente si hubieras estado interesado en invertir en la compañía, probablemente la respuesta de muchos de los entrevistados sería otra pregunta: “¿Dónde me registro?”.

4. ROI y monetización de la startup

Inviertes para recibir el retorno de la inversión con intereses, más claro, agua. Sin embargo, la segunda razón por la que fracasan las startups (el 29%) según CB insights, es porque se quedan sin dinero. Esto conecta con el siguiente punto. Además, analiza cómo tienen pensado monetizar su producto o servicio (hay muchas startups que ofrecen una App y terminan teniendo una base enorme de clientes que no genera nada de ingresos para la compañía).

5. ¿Qué otros inversores y fondos de Venture Capital apoyan a la startup?

Si hay 4 amigos de universidad apoyando la startup, sus pilares no son precisamente sólidos (a menos que sean muy muy ricos). Sin embargo, si hay fondos de Venture Capital y reputados inversores detrás de la misma, las rondas de ampliación de capital se salvarán con mayor facilidad y la probabilidad de que la startup sea vendida en el futuro es mayor.

Recuerda, si decides invertir en startups en fase de “seed funding” nunca dejes de lado tu “olfato como inversor” y tu intuición, en ocasiones hay variables que escapan de nuestros análisis (si no, todo el mundo se habría hecho rico al invertir en PayPal, Apple, Google… Justo el día en que se crearon).

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*