¿En qué consiste el método Lean Startup?

¿En qué consiste el método Lean Startup?

Actualmente todo cambia a una velocidad vertiginosa. El mundo de los negocios, como no podía ser de otra forma, no es una excepción. Esto tiende a provocar tensión e incertidumbre a los emprendedores, los cuales invierten recursos en una idea de la que es complejo saber si triunfará. Los planes de negocio han sido, hasta ahora, el método habitual para intentar descifrar el mercado previamente; pero, como todo, parece estar caducando en favor de metodologías como la que vamos a desarrollar a continuación: El método Lean Startup.

¿De dónde surge el concepto Lean Startup?

Para conocer el concepto de Lean Startup, lo primero que debemos aclarar es su procedencia. El padre de este método no es otro que Eric Ries, bloguero y conferenciante de éxito que ha sabido crear una marca a partir de una técnica ya existente, la cual descubrió en las clases de emprendimiento de Steve Blank sobre el “Desarrollo de Clientes”. No se ha inventado nada, sino que se le ha dado una forma atractiva a un concepto que encaja con cierto tipo de jóvenes empresas que se fundamentan en el uso de nuevas tecnologías para su desarrollo.

Eric Ries, creador del concepto Lean Startup
Eric Ries, creador del concepto Lean Startup

¿En qué consiste el método Lean Startup?

“Lean” significa austero, y ese adjetivo es precisamente el pilar central de este concepto, ya que lo que pretende es que se configuren proyectos de máxima viabilidad invirtiendo lo menos posible. Es decir, desechando la menor cantidad de tiempo y capital por parte del emprendedor.

Nos encontramos ante una metodología, lo que implica por definición que existen unos pasos a seguir si queremos levarla a cabo. A modo de resumen podemos destacar estos cuatro:

  1. Piensa una hipótesis o idea que ofrezca una solución demandada por un segmento de consumidores potenciales, y que pueda ser definida claramente, y diseña el Producto Mínimo Viable y lánzalo al mercado para saber la acogida que tiene ese prototipo.
  2. Mide los resultados que te devuelve el mercado para testar de manera realista y lo antes posible, la propuesta de valor de tu producto o servicio.
  3. Analiza y aprende, tanto de lo mejorable (cambiando la estrategia) como de lo que funciona (optimizando esa característica). Repite el proceso con la meta de perfeccionar tu proyecto al máximo.

método lean startup

En definitiva, debemos tener en cuenta que ningún método es infalible ni debe ser el único a considerar. Siempre se aconseja saber compaginar distintas sistemáticas para sacar lo mejor de cada una de ellas, ya que cada producto es diferente y debemos adaptar los procesos de venta y análisis de manera personalizada.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*